¿Cuál es la diferencia entre hormigón pretensado y hormigón postensado?

La primera diferencia entre hormigón pretensado y hormigón postensado se basa en el momento en el cual los cables metálicos son tensados.

En el hormigón pretensado los cables metálicos son tensados antes del vertido y fraguado del material, de forma que para cuando el hormigón haya fraguado los cables sean destensados. El objetivo del pretensado es transferir esfuerzos de compresión al hormigón por medio de la fricción en estado fresco.

En cambio, en el hormigón postensado los cables son tensados después de que el material fragüe y empiece a endurecerse, permaneciendo tensados y anclados durante la vida útil del elemento estructural, para así transmitir ininterrumpidamente esfuerzos de compresión que anulen los esfuerzos de tracción producidos por las cargas de servicio en la estructura.

Además, a diferencia del proceso de pretensado del hormigón, en el proceso de postensado se hace uso de conductos huecos para contener los cables metálicos en la masa endurecida del hormigón, empleando adicionalmente sistemas de anclaje permanente.

De hecho, el producto final del postensado es generalmente un hormigón de mayor resistencia mecánica que el hormigón pretensado, ya que su fabricación requiere de hormigón de alta resistencia.

Por tanto, las aplicaciones del hormigón pretensados se solapan mínimamente con los usos del hormigón postensado. El hormigón pretensado generalmente se utiliza en losas, cimentaciones y pilotes, mientras que el hormigón postensado se emplea en estructuras completas, como puentes, sistemas de voladizo, dovelas, etc.

Si quieres saber aun más, puedes leer el siguiente artículo sobre el hormigón pretensado o resolver mejor tu duda sobre el hormigón postensado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *