Pavimento continuo para uso industrial

pavimento continuo

El pavimento continuo es la mejor solución para la construcción de superficies industriales.

El sector industrial debe contar siempre con el pavimento con mejor acabado posible, que permita disponer de una superficie segura, limpia y resistente.

Y es el pavimento continuo industrial aquel “elemento” que cumple todas las características requeridas para la industria en general.

El pavimento continuo se encuentra en continua evolución, y ahora además de ser un tipo de suelo utilizado en el sector industrial, también permite la aplicación en interiores residenciales o superficies pequeñas con motivos estéticos o decorativos.

Pero es en la industria donde se consigue explotar todo su potencial, donde se hace esencial su uso.

¿Qué es un pavimento continuo?

El pavimento continuo es una superficie sin juntas de ningún tipo. Un acabado que donde es aplicado, consigue mostrar un área totalmente homogénea. Y que se debe principalmente, a la unión de una serie de compuestos químicos a la hora de realizar la mezcla de hormigón.

El pavimento continuo consigue un peculiar efecto de borde infinito que ayuda a reforzar la imagen de amplitud en cualquier zona en la que se aplique.

Es un tipo de pavimento que se emplea por ejemplo en parkings, centros comerciales y áreas industriales, ya que facilita el transporte de maquinaria y cargas sin problemas con los suelos.

pavimento continuo para industria

Tiene una gran resistencia a la abrasión, lo que hace que sea especialmente interesante en las zonas en las que se transportan grandes cargas o hay mucho tránsito. Su composición se mantiene durante mucho tiempo.

Por supuesto, su aplicación en todos los ámbitos en los que está presente se debe a las numerosas ventajas frente a otros tipos de pavimento.

  • Textura deseada, se puede optar por una superficie lisa o rugosa que aumente su adherencia. Es compatible con el fratasado de hormigon.
  • Durabilidad, perfecta para industrias con cargas de por medio y maquinaria pesada.
  • Fácil de limpiar y mantener, se trata con cualquier producto de limpieza habitual.
  • Material aséptico, no absorbe agentes tóxicos o contaminantes. Es esta uno de sus ventajas principales, sobre todo a raíz del endurecimiento de las medidas sanitarias tras la COVID-19.
  • No se agrieta.
  • Económico, en comparación con otros pavimentos.

Entre los diferentes pavimentos continuos, podemos encontrar:

¿Cómo hacer un pavimento continuo?

El primer paso antes de la producción y colocación del pavimento continuo industrial, es conocer el uso final que tendrá dicho pavimento.

En base al uso que tendrá el pavimento, se determinarán las características con las que debe cumplir, como pueden ser la resistencia química o mecánica necesaria, las cualidades higiénicas, asépticas, etc…

El uso y las características proporcionaran el conocimiento necesario para apostar por un pavimento continuo industrial u otro. Por ejemplo, si se necesita una gran resistencia mecánica, el pavimento autonivelante es una posible opción; si se requiere de un alto índice de antideslizamiento, el fratasado podría ser la opción.

El segundo paso tras decidir el acabado continuo que se usará, será llevar a cabo una evaluación de los cimientos donde irá colocado el acabado elegido.

Esta evaluación del estado de la superficie inferior, es una tarea necesaria para conocer la existencia de deterioro de los cimientos, por si fuese necesario llevar a cabo una reparación.

Es vital comprobar que no existen fisuras, ni desconchones ni suciedad.

En caso de que el soporte tenga algún tipo de grasa o barniz, debe limpiarse y dejarse impoluto. De lo contrario, cualquier residuo podría impedir la correcta aplicación del pavimento continuo.

Además, la superficie base debe de tener una alta resistencia a la tracción y debe de llevar al menos 28 días instalado.

Es común, que el soporte tenga juntas de dilatación o retracción, así como cualquier tipo de fisura. Si es así, estas deben abrirse y rellenarse por completo con algún tipo de mortero de epoxi o similares. La clave es rellenarlas para que todo presente una superficie homogénea y bien sellada, sin ningún tipo de suciedad o agentes externos.

En el tercer paso, se debe proceder a aplicar el sistema de pavimento continuo escogido, con una previa capa de imprimación para garantizar la máxima adherencia entre soporte y acabado.

Asimismo, al terminar con la aplicación de cualquier pavimento continuo, es aconsejable añadir los acabados finales para potenciar el efecto de las características deseadas.

Acabado pavimento continuo

El proceso de elaboración e instalación no es complejo, pero sí requiere un cumplimiento claro de todos los pasos, sobre todo el primero y el de preparación de soporte. Por lo demás, es fácil empezar a sacar partido de las ventajas de un pavimento continuo.

Pavimento continuo industrial

El pavimento continuo industrial, ha de cumplir las siguientes características mínimas:

  • Aguante a la abrasión.
  • A las temperaturas elevadas.
  • Al uso de químicos.
  • Que no se fracture.
  • Que tenga propiedades ignífugas. En la industria de forja y materiales incandescentes, es un pavimento casi de obligado uso.

El pavimento continuo industrial suele combinar todas estas características. No obstante, se suelen encontrar ciertas variantes que aprovechan su compatibilidad con otras sustancias y sistemas. Por ejemplo, el pavimento continuo de resistencia bicapa, empleado en zonas de producción y almacenes por su adherencia y alta resistencia mecánica.

También se pueden encontrar dentro de la industria, otros como el autonivelante continuo de epoxi, empleado en laboratorios electrónicos y almacenes de material inflamable; también el de resina multicapa, caracterizado por su enorme resistencia mecánica, lo que vaticina su uso en plantas y fábricas donde haya riesgo de impactos o grandes cargas.

Y el pavimento continuo industrial de hormigón pulido, que cumple todas las características anteriormente mencionadas y que es perfecto como sustitución del pavimento epoxi o cualquier otro anteriormente citado.

En definitiva, hay muchos tipos de pavimentos continuos industriales, y el empleo de uno u otro provendrá de las necesidades y actividades de cada sector industrial.

Articulos relacionados

Seguridad Industrial

Seguridad Industrial

La seguridad industrial consiste de una serie de normas y métodos empleados para proteger a cada uno de los trabajadores de una

Newsletter
Mantente al tanto de las novedades del sector, proyectos y avances. Nada de SPAM ni de emails diarios. Podrás anular tu suscripción en cualquier momento.

Últimas entradas

Hormigón postensado

El hormigón postesado es un material constructivo con una gran resistencia a los esfuerzos de tracción, por lo que resulta conveniente para construcciones complejas.

Read More »

Alisado de concreto

El alisado de concreto es una etapa fundamental en la construcción de una losa de pavimento rígido, que permite otorgar un acabado a la superficie

Read More »
BECOSAN
Nos dedicamos a restaurar y mejorar los pavimentos de hormigón tanto en instalaciones nuevas como en las ya existentes. Tendrás un suelo de hormigón pulido brillante, libre de polvo y 100% funcional.

Últimos proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *