Hormigón armado

El hormigón armado es una tipología de hormigón usada en la construcción industrial de un modo muy recurrente, que lleva una serie de refuerzos que la hacen más resistente y con mejor flexión.

Qué es el hormigón armado

El hormigón armado hace referencia a un hormigón reforzado con una armadura de mallas o barras de acero.

Se trata por tanto de un material al que se le han añadido unos refuerzos metálicos de acero para obtener un tipo de hormigón que soporte una alta resistencia a la tracción.

Tenemos por un lado, al hormigón, el cual es un material resistente a la compresión pero que no lo hace bien frente a la tracción. Y por otro lado, al acero, que ofrece buena resistencia a la tracción y a la compresión.

Con la unión de ambos materiales obtenemos como resultado al hormigón armado, un material mucho más resistente a la compresión y tracción.

Gracias a estas características, el hormigón armado es usado para la construcción de estructuras y cimientos: edificios, puentes, túneles, y obras industriales en general.

Es un hormigón que puede ser construido in situ, como en una fábrica cuando las condiciones lo permiten.

Qué es el hormigon reforzado

Es también habitual usar junto al mallado de acero, fibras de vidrio o plásticas, logrando así una unión de fibras y barras que lo hace aun más resistente.

Para obras civiles suele ser común el uso de fibras a través de la aplicación del hormigón proyectado.

Historia

Tuvo su origen en Francia a través del inventor Joseph-Louis Lambot. En el año 1848 construyó el primer barco de hormigón armado, el cual es conservado en el museo de Brignoles.

Los avances continuaron con François Coignet con la idea de aplicación en techos, tubos, bóvedas y paredes.

En España el origen viene de la mano del ingeniero militar Francesc Macià con el diseño del depósito de agua de Puigverd. El primer edificio importante construido en España es el de la fábrica de harinas de Las Ceres en Bilbao entre los años 1889-1900.

Componentes del hormigón armado

La composición del hormigón armado consta de cemento portland (normalmente), agua, áridos tipo arena de sílice o grava, y barras, mallas de acero o fibras sintéticas o de acero.

Características del hormigón armado

Este tipo de material constructivo supone una mejora respecto al hormigón “en bruto”. 

Ventajas del hormigón armado

Las ventajas del uso del hormigón armado son las siguientes:

  • Los materiales usados están disponibles siempre y son asequibles.
  • Necesita poco mantenimiento y dura muchísimo tiempo.
  • Permite modelarse y ajustarse a cualquier necesidad arquitectónica.
  • Pesa muchísimo y tiene un gran volumen.
  • Tiene propiedad antisísmicas.
  • Resiste muy bien la presión y la tracción de fuerzas.
Características del hormigon armado
Características del hormigon armado | BECOSAN®

Usos del hormigón armado

El hormigón armado es usado en todo tipo de construcciones y edificaciones. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Suelos de hormigón, para aquellos terrenos que vayan a soportar un gran peso, como el paso de vehículos.
  • Cimientos para estructuras de edificios. Todo cimiento para edificios en general se hace de hormigón armado para así dotar de mayor estabilidad a la construcción que irá encima.
  • Tejados y cubiertas: para estos casos se usa malla electrosoldada de 4mm con hormigón aligerado.
  • Planchés entre las plantas de los edificios, para delimitar y poder soportar el peso entre plantas. Los encofrados usan placas de hierro apuntaladas que se rellenan de hormigón armado.
  • Correas de hormigón, rellenando las zanjas donde irán colocadas las correas, con zuncho de hierro y hormigón.
Usos del hormigón armado
Usos del hormigón armado | BECOSAN®

¿Por qué usar hormigón armado en la construcción?

El hormigón armado incorpora ya de por si todas las ventajas del hormigón, es decir, es  un material de construcción moldeable, que se puede usar en cualquier parte para rellenar huecos, hacer cimientos o estructuras y tiene propiedades adherentes y dureza con lo que aguanta bien presión y peso.

Si además a este hormigón se le añaden barras, mallas o fibras de acero o sintéticas, se logra que aumente aun más su resistencia y que mejore en flexión. Es por ello que de forma común para la realización de cimientos o estructuras complejas se use siempre el hormigón armado.

Al añadir acero al hormigón se le incorporara ductilidad. Esta es la propiedad que hace que ante un sometimiento de fuerza, el material pueda deformarse pero no romperse.

Esta ductilidad en el hormigón, le permite por ejemplo soportar en sus cimientos el peso de los edificios. Si no fuese así, el peso que soportaría, no permitiría un efecto de prensa y tensiones derivadas de la construcción que iría encima, produciendo la quiebra y la caída del edificio.

Cómo hacer hormigon armado para suelos

La dosificación habitual haciendo uso de áridos redondeados de río, es la siguiente:

  • Cemento: 300 – 350 kg.
  • Grava: 800 – 900 kg.
  • Arena: 400 – 500 kg.
  • Agua: 200 litros.
Hormigón armado en suelos
Hormigón armado en suelos | BECOSAN®

Los 5 pasos para realizar hormigón armado para suelos son:

1º Excavación

Dependiendo de lo accidentado o desnivelado del terreno quizás se hace necesario llevar a cabo una tarea de excavación.

En suelos arcillas y desconocidos, a veces es necesario la construcción de una zanja con escombros compactados. Zanja que se realizaría alrededor del perímetro de la construcción que se tenga proyectada.

2º Drenaje

Se eliminan las zonas húmedas del terreno. Si esto no se llevara a cabo, se podrían producir hundimientos futuros en estas zonas. Para el drenaje se suele hacer uso de una tubería de drenaje francesa, util para extraer agua estancada en áreas complicadas.

Lo habitual es cubrir con una capa de piedra triturada y un geotextil para evitar la acumulación de sedimentos.

3º Relleno

El relleno consiste en esparcir un material de relleno permeable. Se suelen usar computadores vibratorios para esta tarea.

4º Compactación

La compactación si es un paso obligado en todos los terrenos, ya que será la base que soportará al hormigón armado para suelos.

Compactación del suelo
Compactando el suelo | BECOSAN®

De la compactación dependerá su durabilidad. Esta compactación del terreno ofrecerá resistencia al aumentar el contacto entre el material granular, expulsando el aire.

5º Encofrado

El encofrado es un sistema de moldes que se utilizan para verter hormigón y darle la forma deseada antes del fraguado.

Encofrado del hormigón
Encofrado del hormigón | BECOSAN®

Este sistema permite moldes temporales o permanentes, que pueden ser metálicos o de simple madera clavadas en el suelo y con una línea de cuerda atada en ángulo recto.

Dentro del encofrado se colocará la armadura de mallas o vigas de acero y el hormigón que se vaya a volcar.

Cómo mejorar este suelo aun más

Un suelo de hormigón armado puede ser mejorado con un tratamiento de hormigón pulido. Este tratamiento aumentará aun más ciertas ventajas del armado y ofrecerá nuevas cualidades.

Con dicho tratamiento se aumentará la resistencia, la durabilidad del pavimento y lo hará antipolvo. El mantenimiento de dicho pavimento será reducido y su limpieza más fácil. Aumentará su dureza permitiendo el paso de maquinaria pesada, impactos y abrasiones y aumentará el ahorro energético por la reflectividad de este suelo.

Siéntete libre de compartir nuestro contenido

Usa los botones para compartir directamente con un click en tu red social favorita.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
¿Necesitas más información? Contáctanos.