El mantenimiento industrial

Mantenimiento Industrial

El mantenimiento industrial es el principal medio para conservar en buen estado a una nave industrial. También ayuda a que no surgan problemas a la hora de realizar las actividades de trabajo diarias, fortaleciendo así la seguridad industrial.

Un mantenimiento industrial correcto funciona preservando los recursos materiales de los que se disponen: equipos, maquinaria, etc,… hasta el final de su vida util.

El correcto mantenimiento de una nave industrial se fundamenta en la planificación y en la periodicidad, si alguno de estos aspectos falla los efectos serán graves para la industria.

Qué es un plan de mantenimiento industrial

El plan de mantenimiento industrial consiste en una serie de actividades y tareas encargadas de aumentar la vida útil de un complejo industrial, tratando individualmente cada equipo y máquina para reducir el número de fallos y accidentes.

A las actividades y tareas de un plan de mantenimiento industrial, que son agrupadas y concatenadas siguiendo un criterio técnico, se les asigna diferentes periodicidades, ya sea diaria, trimestral, anual, etc.

Por qué es útil tener un plan de mantenimiento industrial

Un plan de mantenimiento industrial permite ordenar todo el conjunto de acciones de mejoras y de conservación de una nave o complejo logístico, el cual suele tener una cantidad abrumadora de tareas y actividades.

El plan de mantenimiento industrial permite elaborar un esquema que sirve como programa y cronograma de actividades de naturaleza preventiva.

Además de prolongar la vida útil de una nave industrial, el plan de mantenimiento busca incrementar su productividad, mejorando la disponibilidad y la fiabilidad de las actividades mediante paradas programadas; es decir, interrupciones de impacto mínimo.

Por otro lado, el plan de mantenimiento industrial proporciona una reducción de los gastos por rehabilitaciones y reformas.

Cada cuánto tiempo debe realizarse el mantenimiento de una nave industrial

La periocidad con la que se debe realizar el mantenimiento de una nave industrial no es algo sencillo de definir, depende de varios factores y de que es lo que hay que mantener.

Por ejemplo, la periodicidad de las actividades de mantenimiento de los montacargas y otros equipos mecánicos depende de las especificaciones del fabricante.

Por tanto, es aconsejable tener en cuenta las especificaciones de los fabricantes a la hora de llevar a cabo el mantenimiento industrial de la maquinaría y el equipo disponible en la empresa. 

A estas especificaciones de mantenimiento se recomienda realizar aun más análisis en busca de fallas en equipos y máquinas si la empresa lo estima conveniente.

Las principales frecuencias del mantenimiento se suelen realizar de la siguiente manera:

  • Frecuencia diaria: actividades de inspección de equipos y recolección de datos, efectuadas por el personal operativo.
  • Frecuencia mensual: mantenimiento mecánico y técnico de equipos propensos a ensuciarse y desajustarse.
  • Frecuencia trimestral: periodicidad para mantenimientos preventivos y predictivos, útiles en sistemas eléctricos.
  • Frecuencia anual: mantenimientos mecánicos, eléctricos y de instrumentos. Las actividades pueden distribuirse a lo largo del año o ejecutarse en fechas concretas.

Qué ocurre cuando no se aplica un mantenimiento adecuado

La consecuencia inmediata de un mantenimiento industrial inadecuado es el deterioro de los recursos materiales de una instalación, lo que ya de inicio conlleva un coste económico extra.

Un mantenimiento inadecuado obliga a una restructuración del plan de mantenimiento industrial, ya que se requerirán de acciones adicionales para eliminar el deterioro en la maquinaria y en los equipos afectados, etc.

Además, si ya de por si, el deterioro de los recursos materiales tiene un coste económico por las acciones correctivas que se tendrían que llevar a cabo, una mala gestión de mantenimiento, puede desencadenar también en otro tipo de problemas en la nave industrial, que podría obligar a paralizar la producción. Esto implica pérdidas significativas de tiempo, de recursos y de dinero para la empresa.

Hay que reconocer también que un mantenimiento inadecuado puede afectar a la seguridad industrial haciendo que el riesgo de peligro y de accidentes laborales se incremente, socavando la seguridad industrial.

Para que el mantenimiento sea más fácil de gestionar y más económico se deben de optar por suelos que den pocos problemas. Una opción es llevar a cabo sobre los suelos de hormigón un pulido a través del tratamiento BECOSAN®, que ayudará en gran medida a que desaparezcan estos problemas mencionados en este artículo.

Articulos relacionados

Trabajos De Diamantado De Suelos

Diamantado de suelos

El diamantado de suelos es una de las muchas técnicas existentes para mejorar la calidad de nuestro suelo. Por ello, hoy en

Pavimentos Slurry

Pavimento Slurry

Por experiencia, sabemos que el pavimento slurry constituye uno de los suelos más versátiles existentes en el sector. Aunque posea una extraña

dani garcia
Daniel Garcia

Daniel siempre está disponible para discutir sus necesidades específicas y puede darle una idea clara de lo que podemos ofrecer.

Newsletter
Mantente al tanto de las novedades del sector, proyectos y avances. Nada de SPAM ni de emails diarios. Podrás anular tu suscripción en cualquier momento.

Últimas entradas

BECOSAN
Nos dedicamos a restaurar y mejorar los pavimentos de hormigón tanto en instalaciones nuevas como en las ya existentes. Tendrás un suelo de hormigón pulido brillante, libre de polvo y 100% funcional.

Últimos proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *