Grietas y fisuras – deterioro de un suelo de hormigón

Las grietas o fisuras son los desperfectos más frecuentas en los elementos estructurales de hormigón, ya sean en pavimentos, columnas, muros o vigas. Éstas se caracterizan por ser líneas fracturadas, algunas veces interconectadas, que exponen el interior del hormigón.

Más allá de afectar a la estética del hormigón, las grietas comprometen la integridad estructural de una edificación, por lo que requieren de una correcta reparación basada en el diagnóstico certero de sus causas.

Diferencia entre grietas y fisuras

La mayoría de las veces las palabras grietas y fisuras son usadas de forma intercambiable y equivalente, a modo de sinónimo, pero la verdad es que son 2 conceptos diferentes.

Para acabar con la confusión, debes saber que las grietas son aberturas dañinas que se manifiestan en un elemento estructural, desarrollándose en todo su espesor.

Sin embargo, las fisuras son pequeñas grietas a nivel superficial, que afectan principalmente su acabado, deteriorando la superficie del elemento estructural.

Debido a la similitud entre grietas y fisuras, se suele usar generalmente el ancho como parámetro de diferenciación para demarcar la diferencia entre ambos términos.

Fuente: figex.net

¿Qué tipos de grietas existen?

Usualmente, la clasificación de las grietas en el hormigón se da en el contexto de los pavimentos. De todas formas, esta clasificación puede ser una guía en elementos estructurales diferentes.

Las principales grietas en pavimentos de hormigón son:

Grietas longitudinales

Son grietas paralelas al eje principal de la solera. Pueden desarrollarse desde una junta transversal hasta los extremos de la losa.

Grietas transversales

A diferencia de las anteriores, estas grietas son perpendiculares al eje principal, y pueden desarrollarse desde una junta transversal hasta una junta longitudinal.

Grietas en bloque

Se producen cuando grietas longitudinales y transversales se unen para formar una red interconectada, geométricamente parecida a un bloque.

Grietas de esquina

Estas grietas usualmente tienen una forma triangular en la losa del pavimento. Generan una especie de bloque por interconexiones de grietas diagonales. Las mismas pueden ser longitudinales o transversales con un ángulo de inclinación respecto al eje de circulación.

Causas que generan agrietamientos en pavimentos

Las causas que pueden originar la aparición de grietas en el suelo de hormigón son múltiples. Sin embargo, las de mayor relevancia son las siguientes:

  • Sobrecargas
  • Asentamientos diferenciales
  • Sismos y otras solicitaciones accidentales
  • Errores en los procesos constructivos o en el diseño del elemento estructural
  • Retracción plástica
  • Fluctuaciones térmicas causadas por influencias ambientales
  • Retracción hidráulica en estado endurecido
  • Corrosión del acero
  • Arcillas expansivas
  • Causas combinadas

Cómo reparar grietas en el hormigón

Antes de ir directamente al asunto de los métodos de reparación de grietas y fisuras es conveniente realizar un diagnóstico del daño con el fin de determinar su causa principal.

Una vez detectada el motiva del agrietamiento, se procede a su reparación. La reparación de grietas consiste esencialmente en el sellado de la grieta.

Dependiendo del uso del pavimento previsto en la zona reparada, se utilizará un sellador rígidos o elástico.

Para acabar de manera efectiva y definitiva con las grietas en suelos de hormigón, el sistema BECOSAN es una alternativa que garantiza resultados muy satisfactorios.

Siéntete libre de compartir nuestro contenido

Usa los botones para compartir directamente con un click en tu red social favorita.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email