Reparar grietas en suelos de hormigón en 4 pasos

Por supuesto, el hormigón es una sustancia maravillosa, dura, resistente y duradera, pero tarde o temprano la superficie comenzará a deteriorarse. El pavimento comenzará a desgastarse y pueden aparecer grietas.

En BECOSAN® reparamos grietas de hormigón en 4 etapas sencillas para que el pavimento siga ofreciendo un servicio de calidad en el futuro.

Paso 1. Evaluación de los daños en el hormigón

La primera pregunta que nos hacemos es: ¿qué extensión tienen los daños en el hormigón? ¿Es demasiado tarde para una simple reparación?

repair concrete floor

¿Hay daños o existe una corrosión considerable en el acero de refuerzo? En este caso tendrá que considerarse la sustitución del pavimento.

¿Qué anchura tienen las grietas? El tamaño es un factor decisivo, ya que existen varios morteros de relleno para diferentes tipos de grietas.

¿Siguen extendiéndose las grietas? A medida que el hormigón se calienta, se expande y cuando se enfría, se encoge. Además, el tráfico de camiones y maquinaria pesada pueden causar movimientos en el pavimento.

Si una grieta está todavía en fase de expansión, será necesaria una solución muy elástica.

Paso 2. Preparación de la grieta para su reparación

Abrimos la grieta con una radial. El material suelto se elimina con un cepillo de alambre y una aspiradora industrial.

prepare concrete floor

Antes de rellenar la grieta aplicamos con un pincel una capa de imprimación adhesiva a toda el área de reparación. La imprimación ayuda a inhibir un mayor deterioro de la zona dañada y ayuda al material a adherirse a la superficie.

Paso 3. Rellenar la grieta

El material de relleno debe elegirse cuidadosamente. El hormigón en sí es una mala elección debido a su falta de flexibilidad. 

La mayoría de los materiales de reparación hoy en día están basados en polyurea, lo que significa que el material básico es muy resistente y flexible a la vez y que no se agrieta cuando hay movimientos en el suelo.

filling concrete hole

Hay muchos productos disponibles, pero una característica que es muy a menudo olvidada, es el color. En BECOSAN® tratamos de encontrar un mortero que se adapte al color de su hormigón, de lo contrario sus reparaciones podrían parecer cicatrices desagradables.

Algunos morteros, cuando se vierten tienen la misma consistencia que el agua, rellenando la grieta de forma natural y logrando un nivel adecuado.

En pequeñas grietas se puede aplicar una mortero líquido en combinación con una fratasadora simple.

Las grietas más grandes se rellenarán con un mortero en combinación con una fratasadora doble.

Paso 4. Acabado

Una vez reparadas todas las grietas, pulimos el suelo y realizamos el tratamiento tratamiento BECOSAN®.

Este proceso no sólo mejora el aspecto del suelo, sino que también mejora la calidad del mismo. Endurece y compacta la superficie, unificando la cal dentro del hormigón. Y el resultado consiste en un hormigón pulido que evita el deterioro y que se delamine.

Contacta con nosotros

Siéntete libre de compartir nuestro contenido

Usa los botones para compartir directamente con un click en tu red social favorita.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
¿Necesitas más información? Contáctanos.