Concreto de limpieza

Concreto de limpieza

El concreto de limpieza es uno de los pocos materiales constructivos derivados del concreto que han sido relegados a un rol secundario en las construcciones, especialmente por ser únicamente de utilidad no estructural.

No obstante, a pesar de su simpleza y su uso restringido, este tipo de concreto resulta ser esencial en la construcción de cimentaciones, puesto que sirve para preservar la integridad molecular del concreto reforzado de la zapata durante su fraguado y endurecimiento.

Por tanto, dada relevancia inherente del concreto de limpieza en las cimentaciones, a continuación trataremos los aspectos fundamentales detrás de este material de uso no estructural.

Qué es el concreto de limpieza

El concreto de limpieza, también conocido como hormigón de limpieza, es un concreto pobre (concreto simple de baja resistencia) que es colocado en el fondo de excavaciones de cimentación, constituyendo una capa de espesor delgado, la cual es conocida comúnmente como solado de limpieza.

¿Qué es el concreto de limpieza?

Sobre el solado de limpieza generalmente reposa una zapata de cimentación, aunque también es utilizada como asiento de losas. El espesor del concreto de limpieza no suele superar los 10 centímetros.

La función del solado de limpieza es evitar la contaminación del concreto de cimentación con el terreno natural. Además, sirve para impedir la desecación del concreto, la cual se produce por la pérdida de agua que ocurre durante el fraguado.Asimismo, el solado de limpieza preserva el recubrimiento del acero de refuerzo de la cimentación, impidiendo que este entre en contacto con el suelo y se contamine, consecuentemente.

Por tanto, el concreto de limpieza sirve como barrera de protección de los elementos estructurales de cimentación de concreto reforzado, regularizando la superficie de terreno natural. Lo cual entra dentro de los criterios de utilidad no estructural, para la cual no se emplean materiales constructivos de media o alta resistencia mecánica.

Cuáles son las especificaciones técnicas del concreto de limpieza

El concreto de limpieza es un tipo especial de concreto que se caracteriza por su baja resistencia a la compresión, dada su utilidad no estructural, por ello debe ser elaborado con dosificaciones, proporción de componentes, entre otros parámetros, diferentes a los convencionales.

De esta manera, las especificaciones técnicas que rigen la elaboración del concreto de limpieza estándar son las siguientes:

  • La dosificación mínima del cemento será de 150 kg/m3. Además, esta es independiente del tipo de ambiente.
  • Para rellenar excavaciones y zanjas se podrá utilizar cemento Portland común.
  • Para producir solado de limpieza se emplearan como agregados arena y gravas rodadas o piedras machacadas.
  • El tamaño máximo del agregado grueso (grava o piedra machacada) será de 19 mm (3/4 pulg). Aunque también se puede establecer un tamaño máximo de 30 mm (6/5 pulg). Tal imposición dependerá de la normativa a la cual se deba acatar.
  • La consistencia del concreto de limpieza deber ser blanda o plástica.
  • Como aditivos se podrán emplear reductores de agua.
  • La resistencia mínima del concreto de limpieza será de 10 MPa (aproximadamente 100 kgf/cm2). Sin embargo, la resistencia de los concretos no estructurales oscila entre 15 y 25 MPa (150-250 kgf/cm2), según ciertas normativas.
  • El espeso de la capa del solado de limpieza oscila entre 50 y 100 mm (5-10 cm).

Uso del concreto de limpieza

Básicamente, el concreto de limpieza es usado principalmente como elemento no estructural en la construcción de cimentaciones y losas de concreto (simple y reforzado), para impedir que estas se contaminen y se desequen de forma considerable.

usos del concreto de limpieza

Sin embargo, es recomendable usar al concreto de limpieza como capa de asiento de todo elemento estructural que esté en interacción directa con el terreno, con el fin de evitar los problemas mencionados y garantizar la integridad estructural del elemento en cuestión.

El solado de limpieza puede ser complementado con otras técnicas durante el proceso de curado, para compensar la pérdida de agua del concreto provocada por el fraguado, y así impedir eficazmente la desecación del material. Entre esas técnicas adicionales tenemos al riego del concreto y el uso de telas y cubiertas de protección, las cuales ayudan a contener la humedad del material.

Por qué usar concreto de limpieza

Si bien el solado de limpieza es un elemento no estructural de concreto que es susceptible a los mismos factores adversos a los cuales está sujeto cualquier elemento estructural e implica un gasto en cualquier proyecto de construcción, a continuación presentaremos las razones esenciales por la cual tal material debe ser incorporado en la construcción de cimentaciones y losas:

  • Permite nivelar, regularizar y homogeneizar la superficie natural que servirá de soporte para los elementos estructurales de cimentación de una edificación.
  • Impide que el concreto se exponga directamente al suelo de soporte, por lo que minimiza el riesgo de contaminación del material y su posterior degradación.
  • A pesar de ser un elemento no estructural, contribuye a la resistencia, calidad, desempeño y durabilidad de los elementos estructurales. Puesto que este favorece al desarrollo apropiado de la resistencia del concreto y evita la generación de poros nocivos por evaporación de agua de mezclado del material.
  • El concreto de limpieza puede ser fácilmente producido in situ, por medio de un mezclado manual de los componentes básicos en obra. Por tanto, su fabricación no requiere absolutamente de una planta industrial.
  • Gracias a la nivelación que produce facilita las labores de levantamientos de muros de carga, vigas de riostra, columna, vigas, entre otros elementos estructurales.
  • Evita que la armadura de refuerzo del concreto sea contaminada por acción bioquímica del suelo, y que consecuentemente puede sufrir corrosión o cualquier otra patología.
  • Previene la desecación profusa de los elementos estructurales de cimentación al evitar pérdidas considerables de humedad del concreto durante el fraguado, desencadenado por el vaciado del material.
  • Por el escaso volumen del solado de limpieza y por su dosificación, el gasto que implica su construcción es inferior en comparación al de otros aspectos técnicos de un proyecto constructivo.

SUELOS DE HORMIGÓN PULIDO BECOSAN

Articulos relacionados

Suelo cemento pulido

Suelo de cemento pulido

Una de las preguntas que se hacen las personas curiosas que escuchan el término “suelo de cemento pulido” por primera vez es:

Concreto Estampado

Concreto estampado

El concreto estampado es uno de los concretos arquitectónicos más demandados en la actualidad, por combinar las cualidades normales del concreto con

Newsletter
Mantente al tanto de las novedades del sector, proyectos y avances. Nada de SPAM ni de emails diarios. Podrás anular tu suscripción en cualquier momento.

Últimas entradas

Alisado de concreto

El alisado de concreto es una etapa fundamental en la construcción de una losa de pavimento rígido, que permite otorgar un acabado a la superficie

Read More »

Concreto estampado

El concreto estampado es uno de los concretos arquitectónicos más demandados en la actualidad, por combinar las cualidades normales del concreto con la esteticidad. Al

Read More »
BECOSAN
Nos dedicamos a restaurar y mejorar los pavimentos de hormigón tanto en instalaciones nuevas como en las ya existentes. Tendrás un suelo de hormigón pulido brillante, libre de polvo y 100% funcional.

Últimos proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *