Métodos de limpieza industrial

La limpieza industrial forma parte de la productividad de las empresas.

Es fundamental para la seguridad y salud de los trabajadores y para la buena conservación del material y máquinas que disponga la industria.

La salubridad es un tema serio dentro de la industria.”

Por ello en este artículo te vamos a contar los diversos tipos de limpieza industrial que existen dentro de un centro logístico o almacén industrial según las diversas necesidades que se pueden llegar a presentar.

Cuáles son los tipos de limpieza industrial

A continuación te exponemos algunos de los tipos de limpieza más comunes del sector industrial.

Limpieza manual

Como indica su nombre, el método de limpieza manual, se lleva a cabo de forma manual con ayuda de herramientas sencillas como cepillos y trapos.

Limpieza manual

Para llevar a cabo una limpieza manual, no es necesario contar con equipamiento técnico, no obstante, es necesario minimizar la exposición del personal trabajador a los agentes químicos que se emplean para llevar a cabo la limpieza. A raíz de esto, la limpieza manual es cada vez menos frecuente dentro de la industria.

Para llevar a cabo este tipo de limpieza, la temperatura de aplicación debe ser menor a los 45ºC, mientras que el tiempo de aplicación dependerá de las condiciones de limpieza y el tipo de suciedad a remover.

La limpieza manual resulta ventajosa cuando no se necesitan limpiar grandes superficies o solo es necesario limpiar un número de piezas reducido. Igualmente, es una opción a considerar cuando las condiciones para llevar a cabo esta labor no permiten una limpieza por inmersión.

Limpieza por aspersión

La limpieza por aspersión se lleva a cabo con ayuda de aspersores fijos o móviles y suele emplearse para limpiar suelos de todo tipo, cisternas e incluso recipientes o tuberías.

Limpieza por aspersión a alta presión

Debido a la efectividad del método y al efecto mecánico causado por la presión, hablamos de un método efectivo que requiere de poco tiempo para su aplicación.

Limpieza por inmersión

La limpieza por inmersión es una de las más comunes y eficientes que existen en la actualidad. Se trata de un método que permite limpiar todo tipo de piezas de formas irregulares, tubulares o cilíndricas.

La manera en la cual se aplica una limpieza por inmersión varía según las necesidades de la industria. Así, podemos ver casos en los cuales existen instalaciones automatizadas diseñadas expresamente para limpiar piezas o equipos de esta manera, pero también por medio de una inmersión manual.

La temperatura de aplicación bajo la cual se lleva a cabo este tipo de limpieza se encuentra entre los 60 y 80 ºC. Por otro lado, el tiempo de aplicación dependerá del tipo de suciedad, superficie y estado de la pieza a la cual se le aplica el tratamiento.

Limpieza por espuma

La limpieza con espuma se suele llevar a cabo cuando se deben limpiar elementos con espacios difíciles de alcanzar, los cuales no son accesibles por medio de otros métodos de limpieza industrial. Este tratamiento consiste en aplicar detergente sobre un equipo o superficie con el fin de generar espuma.

La espuma se adhiere a la superficie del elemento y debe dejarse de esa manera durante un tiempo aproximado de 20 minutos. De esta manera, la abrasión química del detergente hará su trabajo y posteriormente será posible retirar la espuma por medio de un enjuagado.

Este tipo de limpieza puede eliminar suciedades que por medio de otros métodos no es posible. A mayor presión de abrasión, es posible alcanzar una efectividad de limpieza mecánica capaz de acabar con partículas de polvo, metal y otras más.

Limpieza con arena proyectada

La limpieza con arena proyectada se utiliza para limpiar la superficie de ciertos tipos de maquinarias y fachadas. Este método consiste en disparar arena a presión por medio de un sistema especial.

Limpieza con arena proyectada

La abrasión generada por la arena es capaz de remover la suciedad superficial y resulta altamente eficiente para remover manchas de grasa y humo.

Limpieza in situ

La limpieza in situ es el tipo de limpieza que necesariamente se debe llevar a cabo dentro o en el lugar en el cual se desea remover la suciedad, es decir, cañerías, tanques, conductos y otros elementos que no pueden desarmarse.

¿Cuáles son los beneficios de llevar a cabo una limpieza industrial de manera regular?

Son muchos los beneficios y ventajas que ofrece una adecuada y regular limpieza industrial de todos los elementos de un centro industrial. Estos son los más importantes:

  • Mejora las condiciones del ambiente de trabajo: Contar con un entorno limpio es vital para proteger la salud de los trabajadores. Además, cuando las maquinas, instrumentos e instalaciones se mantienen en un estado de limpieza adecuada, las personas que trabajan dentro del centro logístico o almacén industrial se sienten más cómodas con su lugar de trabajo.
  • Mejora la productividad: Un espacio de trabajo limpio es clave para garantizar la productividad de una empresa. Desde el personal trabajador, hasta el proceso productivo, todos los elementos claves para la actividad industrial necesitan de instalaciones cuidadas y en óptimas condiciones.
  • Optimización de las máquinas industriales: El rendimiento de cualquier maquinaria depende en buena medida de su mantenimiento y limpieza. Esto permite prolongar la vida útil de los distintos equipos mecánicos y de todos sus componentes.
  • Ofrece una buena imagen: La imagen de una empresa es parte fundamental de su éxito de cara a los consumidores, ya que representa un reflejo del producto que se ofrece a los clientes. Por esto, un buen plan de limpieza mejora la imagen que transmite la empresa a los clientes.

Limpieza de suelos industriales

La limpieza de suelos de hormigón es fundamental cuando se habla de salubridad industrial. Por eso, sin importar el sector productivo o comercial al que se dedique una empresa, es necesario establecer un plan de limpieza y mantenimiento para el suelo.

De esta manera se evitan potenciales accidentes causados por la adherencia de sustancias resbaladizas en la superficie del suelo y por otros males causados por la acumulación de polvo en la superficie del pavimento.

Cuando un pavimento no recibe mantenimiento de forma regular, éste pierde sus condiciones óptimas de forma acelerada, llegando incluso a disminuir su vida útil.

En el caso de suelos deteriorados por cualquier motivo, existen tratamientos como BECOSAN®, el cual además de rehabilitar por completo el suelo de hormigón, ofrece una superficie óptima para el trabajo industrial de fácil limpieza y mantenimiento.

Siéntete libre de compartir nuestro contenido

Usa los botones para compartir directamente con un click en tu red social favorita.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
¿Necesitas más información? Contáctanos.