¿Qué es exactamente el cemento y cómo se fabrica?

El cemento es un material de construcción aglutinante o conglomerante hidráulico esencial en la elaboración del hormigón (y algunos morteros), puesto que este material es capaz de endurecerse después de interactuar químicamente con el agua del mezclado en un proceso conocido como fraguado, siendo la fuente de las propiedades fisicoquímicas y mecánicas del hormigón. Sin embargo, el cemento sólo constituye entre un 10 y 20% del peso del hormigón.

Cabe destacar que el cemento es un material que presenta una composición química variada, por lo que existen diferentes tipos de cemento, entre los que destacan los cementos arcillosos (cuyo componentes principales son las arcillas y las piedras calizas) y los cementos puzolánicos (cuyo componente principal son las cenizas volcánicas, conocidas como puzolanas). El cemento Portland es el tipo de cemento arcilloso más utilizado en el ámbito de la construcción civil.

El proceso estándar de fabricación industrial del cemento diferencia 3 pasos principalmente:

1º La extracción, trituración, dosificación, corrección y molienda de la materia prima, que se trata principalmente de caliza, arcilla, arena, yeso y mineral férrico.

2º La producción de clínkers. La caliza, arcilla, arena y mineral férrico molidos son homogenizados en depósitos de almacenamiento para producir unidades básicas, las cuales son precalentadas y calcinadas en hornos para producir estos llamados clínkers.

3º El enfriado y almacenamiento de los clínkers.

Por último, a estos clinker producidos se le añade cierta cantidad de yeso, con el objeto de reducir la tendencia del material básico a contraerse excesivamente al fraguar.

Si quieres saber aun más, aquí tienes un artículo más completo sobre el Cemento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *