Los 10 mayores Errores cometidos en el Diseño del Hormigón Postensado

Conocer las formas y el alcance de los problemas nos ayuda a anticipar y evitar errores para así crear estructuras más fuertes y duraderas.

Tras décadas de construcción e inspección en el sector de la construcción de hormigón postensado (PT), del ingles (Post Tension), hemos visto lo mejor y lo peor de la construcción de PT. Y mantenemos una lista (larga y creciente) de los errores que hemos encontrado por el camino.

Conocer las formas y el alcance de los problemas nos ayuda a realizar las reparaciones más rentables y duraderas posibles. Y, lo que es más importante, nos ayuda a anticipar y evitar errores en nuestro propio trabajo para crear estructuras más fuertes y duraderas.

Aunque nos hemos encontrado con muchos más, he aquí una selección de los 10 errores más comunes que hemos encontrado en la construcción con hormigón postensado.

1. No considerar las desviaciones de las grietas a largo plazo.

Las vigas y losas de hormigón postensado tienen una ventaja inherente sobre los elementos que no son de postensado cuando se trata de la deflexión.

Pero sigue siendo fundamental comprobar y corregir la deflexión a largo plazo en la fase de diseño. Es especialmente importante cuando el drenaje puede ser un problema en casos como las cubiertas, los aparcamientos y los balcones, y con las placas planas, donde las deflexiones a largo plazo pueden afectar a la instalación de las ventanas.

El software 3D tiene en cuenta las deflexiones instantáneas, pero las deflexiones a largo plazo pueden no ser evidentes. Si este es el caso, tómese el tiempo necesario para crear una combinación de cargas para este resultado.

2. Utilización de barras de refuerzo para la retracción y el refuerzo de la temperatura en las losas de los garajes.

El refuerzo con barras en este caso está técnicamente permitido por el código, pero según nuestra experiencia, una losa de hormigón postensado correctamente diseñada minimizará el agrietamiento debido a la contracción.

3. No diseñar las zonas de anclaje generales o delegar esta responsabilidad.

Los proveedores de hormigón postensado son responsables del diseño de las zonas de anclaje locales, y muchos ingenieros asumen incorrectamente que también se encargarán de la zona general. Y aunque el código permite que un profesional delegue el diseño de la zona de anclaje general al contratista, no recomendamos tomar ese camino.

El diseño de las zonas de anclaje generales es fundamental para la integridad de cualquier estructura de hormigón postensado.

4. Curvatura de los tendones en los puntos bajos sin un detalle adecuado.

Si es necesario curvar los tendones lateralmente -y a menudo será como resultado de pilares mal alineados– asegúrese de que está detallando estas áreas correctamente, ya sea en los puntos bajos o en cualquier otro punto de la losa.

Los tendones con curvatura lateral en los puntos bajos tienen tendencia a reventar la parte inferior de la losa, ya sea inmediatamente después del esfuerzo o muchos años después.

5. Ignorar el efecto de los pliegues de la losa en el perfil del tendón

En los pliegues de la losa, es importante comprobar el perfil de los tendones en los puntos críticos del vano para asegurarse que el cable está bien colocado.

No es raro ver una trayectoria teórica del tendón que cae fuera de la losa en el pliegue – claramente una situación que debe evitarse. Pero es igualmente importante examinar los lugares en los que la curvatura inversa con un recubrimiento mínimo podría dar lugar a desprendimientos durante el tensado.

6. Desequilibrio en las cargas útiles de la losa

No existe ningún requisito específico en el código sobre la cantidad de carga que debe equilibrarse con la PT, pero comprobar la carga equilibrada es una buena práctica.

Las cargas equilibradas que superan el 100% de la longitud de desarrollo son a menudo aceptables e incluso deseables, siempre que el diseño sea útil y cumpla con la normativa. En ocasiones se equilibra más del 400% de longitud de desarrollo en algunos vanos, lo que casi siempre conduce a un fallo repentino de la losa.

7. Confiar demasiado en el software de diseño 3D y los planos.

Los programas de diseño de elementos finitos pueden ser increíblemente útiles en el diseño de estructuras de hormigón postensado.

Sin embargo, en manos de un diseñador sin experiencia, estos programas pueden dar lugar a hábitos de diseño poco rigurosos, dibujos de baja calidad y malos diseños. Exija siempre a un diseñador con experiencia que revise los resultados del ordenador y no utilice nunca los dibujos producidos por un programa informático sin una revisión exhaustiva.

8. Especificaciones deficientes relacionadas con el acabado y la inspección de los extremos de los tendones.

El proceso de acabado incluye el corte de las colas de los hilos, la instalación de la tapa protectora, la limpieza de la cavidad de tensado y el parcheado de la cavidad con mortero de alta calidad.

Este es uno de los pasos más importantes para garantizar la durabilidad de la estructura.

Cuando los extremos de los tendones están mal acabados, la durabilidad de la estructura se ve comprometida. Es fundamental que la especificación incluya la inspección del acabado de los tendones entre las responsabilidades del inspector.

9. No especificar los sistemas encapsulados.

Los sistemas de hormigón postensado encapsulados deben especificarse en todoas las construcciones (con la posible excepción de la construcción de losas sobre suelo).

10. Ignorar la restricción a los efectos de acortamiento.

Este es el origen de la mayoría de los problemas de los nuevos diseños, tanto estéticos como estructurales.

Los elementos verticales rígidos de la estructura, como los pilares y los muros, tienden a frenar el acortamiento del elemento postensado. El acortamiento está causado por el acortamiento elástico, la contracción por secado y la fluencia.

Es fundamental evaluar el diseño en términos de potencial de restricción e incluir medidas para mitigar tales efectos.

Según nuestra experiencia, estos errores suelen ser el resultado de un error aún mayor: la falta de planificación. Concédase a sí mismo y a su equipo el tiempo suficiente para hacer bien el trabajo. Y en caso de duda, consulte a un experto.

Siéntete libre de compartir nuestro contenido

Usa los botones para compartir directamente con un click en tu red social favorita.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
¿Necesitas más información? Contáctanos.