• Español
Renovación pavimento industrial

Pavimentación industrial

Hormigón poliuretano – Hormigón PU

En el presente artículo hemos resumido más información sobre este tema. Hormigón PU – ¿Qué es el hormigón con poliuretano? El hormigón PU u hormigón poliuretano es un material

Read More »
Hormigón repelente al liquido

¿Hormigón impermeable?

En este artículo se explica cómo de impermeable es el hormigón y cómo se le puede trabajar para que sea impermeable a los líquidos. ¿Es

Read More »

Últimos proyectos

La renovación de un pavimento industrial

Un pavimento industrial está sometido a desgastes a lo largo de toda su vida útil. Estos desgastes son producidos por el tránsito de maquinaria pesada, el impacto de la caída de objetos, y por cualquier otra implicación del uso del pavimento.

A raíz de todas estas causas de desgaste, es de esperar, que al pavimento de hormigón le aparezcan grietas, fisuras, deterioro de juntas y otros daños.

Cuando todas las afecciones del hormigón se combinan en un estado único de deterioro, las reparaciones tradiciones dejan de ser útiles por sí solas. Esta situación es la señal de que el pavimento necesita una renovación.

La renovación de un pavimento industrial es un proceso que permite erradicar todo el deterioro del hormigón, generando una nueva superficie para el tránsito.

Importancia del buen estado en el pavimento industrial

Además de que un pavimento deteriorado es antiestético para una nave industrial, éste repercutirá negativamente en las actividades industriales.

El tránsito de maquinaria no puede circular correctamente en naves industriales con un pavimento deteriorado, ya que las grietas provocan incomodidad e interrupciones. Dichos desperfectos, al no ser evitados, afectan el sistema mecánico del vehículo.

Un pavimento deteriorado puede comprometer la integridad estructural del hormigón. Además, un pavimento dañado libera considerables cantidades de polvo nocivo.

La importancia de un pavimento en buen estado radica en que anula el efecto dañino de todos los desperfectos. Esto permite el desarrollo adecuado de las actividades industriales.

No obstante, hay que comprender que un pavimento en buen estado no es completamente inmune a las grietas, fisuras, etc.

Para tener un pavimento en buen estado se debe recurrir a operaciones de mantenimiento y rehabilitación o renovación según sea el estado en el que se encuentre.

Cómo se realiza la renovación del pavimento de una nave industrial

Para dar inicio a la renovación de un pavimento, es necesario eliminar la superficie deteriorada, por medio de una operación conocida como fresado.

Generalmente no es necesario limpiar la superficie antes del fresado, ya que éste eliminará toda grieta, fisura, hendidura y suciedad del pavimento.

Posteriormente, habrá que acondicionar el soporte del pavimento para proceder con la imprimación de un adherente. Dicha imprimación preparará la sección fresada para la colocación del mortero.

El mortero a usar tiene una composición variada, ya que además de estar compuesto por cemento, arena y agua, puede contener resinas y pigmentos. En algunos casos, suele agregarse litio para generar una superficie más resistente.

Asimismo, también pueden utilizarse morteros autonivelantes para obtener una planimetría más óptima de la superficie del pavimento.

Por último, se procede a aplicar un revestimiento o un acabado al pavimento.

Renovar o reconstruir un suelo industrial, ¿cuál reforma es mejor?

La rehabilitación de un pavimento industrial puede hacerse en forma de renovación  o reconstrucción. La decisión entre aplicar una u otra alternativa, dependerá de ciertas condiciones estructurales y consideraciones económicas.

La mayoría de los propietarios de naves industriales tienden a preferir la renovación sobre la reconstrucción. Principalmente, porque además de ser más económico y rápido, se trata de un proceso menos invasivo.

Sin embargo, vamos a evaluar detenidamente las implicaciones de cada situación:

Cuándo se debe renovar un pavimento

Un pavimento debe ser renovado cuando la reparación de las fallas y las labores de mantenimiento han perdido toda su valía.

Un pavimento que demanda renovación, se encuentra en un estado de deterioro combinado, donde las diferentes grietas conviven con fisuras, por lo que generan una red entramada que debilita a la estructura de hormigón.

El estado de deterioro combinado (grietas y fisuras), puede ser eliminado mediante reparaciones convencionales. No obstante, el efecto sanador será a corto plazo.

Esto ocasiona que los gastos generados en constantes renovaciones de este tipo, terminen traduciéndose en una inversión ineficiente.

Dicho lo anterior, se recomienda renovar un pavimento cuando esté próximo a culminar su vida útil, o cuando las labores de mantenimiento han sido descuidas por un tiempo apreciable.

Cuándo se debe reconstruir un pavimento

La reconstrucción es el caso más drástico en la rehabilitación de un pavimento. Ésta debe ejecutarse cuando la renovación, la reparación y el mantenimiento son inútiles, es decir, cuando representan una inversión innecesaria.

Un pavimento debe ser reconstruido cuando las fallas y los defectos estructurales son insalvables, debido a deficiencias del diseño y/o errores en la construcción de la edificación.

Los métodos de evaluación de las fallas en un pavimento, es la mejor herramienta para determinar si proceder o no con la reconstrucción, ya que proporciona un diagnóstico profundo que revela las causas reales del deterioro.

Con esto, se hace más claro determinar cuál es el tipo de renovación que debe aplicarse.

Alternativas a la renovación de un pavimento

La alternativa principal a la renovación es la reparación del pavimento.

La reparación de un pavimento se ocupa de conservar la esteticidad y la regularidad superficial de éstos, valiéndose de actividades simples para recuperar juntas dañadas, cerrar grietas, y otras manifestaciones físicas de deterioro.

A pesar de que las reparaciones para un pavimento son asequibles, tiene un efecto sanador menor que la renovación, ya que solo pueden eliminar fallas localizadas e individuales.

Por otra parte, el mantenimiento es la mejor manera de prolongar el tiempo de renovación del pavimento, sobre todo si éste es aplicado periódica e ininterrumpidamente.

A su vez, el mantenimiento suprime la necesidad de reparaciones, ya que mantiene a las grietas cerradas y a las juntas selladas.

Además, el mantenimiento permite que la superficie permanezca impermeabilizada.

Sin embargo, se pueden recurrir a tratamientos químicos durante la construcción de un pavimento para obtener acabados ideales.

El tratamiento BECOSAN® destaca por incrementar la dureza del pavimento de hormigón convencional, haciéndolo más resistente y más longevo.

Articulos relacionados

Importancia de las juntas en el hormigón

Importancia de las juntas en el hormigón

Las juntas son elementos constructivos que regulan el agrietamiento del hormigón, el cual tiende a ser aleatorio durante el fraguado. Éste agrietamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *