Cómo limpiar un suelo de hormigón

Limpiar un suelo de hormigón es una actividad necesaria en la mayoría de las naves industriales. El hormigón es un material poroso, susceptible a las manchas y la abrasión causada por sustancias químicas. Un hormigón sin tratamiento es poco higiénico debido a la formación de polvo perjudicial para su salud.

Para limpiar un pavimento industrial del hormigón existen distintos métodos, como la limpieza seca, húmeda, química, mecánica y térmica.

Preliminares de la limpieza del suelo de hormigón

Para la limpieza del pavimento de hormigón es necesario disponer de herramientas, equipos, materiales y productos químicos, en función de las técnicas de limpieza a emplear.

En la práctica, no se recurre a una única técnica. Se suele combinar la limpieza mecánica seca con la limpieza química húmeda, para poder eliminar desperfectos superficiales de forma efectiva.

Disponiendo de detergentes, barredoras, fregadoras industriales, conviene preparar la superficie para su limpieza.

Maquinaria para limpieza de hormigón pulido
Fuente: Hako.es

La preparación de limpieza de la superficie de hormigón consiste en despejar el área de obstáculos. Esto implica que se deberán interrumpir actividades en curso o el tráfico de maquinaria para poder realizar limpieza y el mantenimiento industrial.

Cómo eliminar suciedades y polvo en el suelo de hormigón

Completados los preliminares, el suelo de hormigón se limpia mediante técnicas secas y mecánicas, eliminando el polvo y demás partículas de suciedad.

Las técnicas de la limpieza mecánica seca del suelo consiste básicamente en el uso de cepillos, barredoras y aspiradoras.

En caso de grandes acumulaciones de polvo, es necesario humedecer el suelo. De esta manera se evita la suspensión y dispersión de las partículas de polvo nocivas.

Para eliminar las manchas del suelo de hormigón, marcas de neumáticos y demás suciedad adherida al suelo de hormigón, es necesario recurrir a la limpieza química húmeda. Se emplea agua a baja o alta presión, productos químicos pH-neutros y fregadoras.

Los agentes de limpieza química húmeda empleados reaccionan con las manchas y suciedades adheridas al hormigón y las disuelve gracias al cepillado de las superficies con las fregadoras.

Finalización de la limpieza del suelo de hormigón

La limpieza forma parte del mantenimiento de un suelo de hormigón, luego de haber sido finalizada, la ocasión puede ser aprovechada para otras actividades como por ejemplo la supervisión del estado de las juntas.

Si los períodos de limpieza del suelo de hormigón deben ser prolongados para no comprometer su integridad, es necesario aplicar un tratamiento al suelo de hormigón y mejorar las propiedades del pavimento.

El tratamiento BECOSAN® es un tratamiento único de primer nivel que compacta y endurece el suelo de hormigón, sellando los poros e incrementando la resistencia y durabilidad del suelo.

Fuente: Fortelock

Siéntete libre de compartir nuestro contenido

Usa los botones para compartir directamente con un click en tu red social favorita.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
¿Necesitas más información? Contáctanos.