¿Por qué un pavimento de hormigón genera polvo?

Es habitual que por mucho cuidado que se tenga en la limpieza y mantenimiento de una instalación o nave industrial, el pavimento de hormigón siga estando arenoso y polvoriento.

polvo en suelo de hormigon

Por mucho que se limpie la instalación, siempre se deja ver una pequeña capa de polvo blanco fino sobre la yema de los dedos cuando lo tocamos.

Si es así, es muy probable que se tenga problemas con el polvo en el hormigón, y ya que esto no es bueno, existen medidas para detener esta generación de polvo.

¿Qué es el polvo de hormigón y que lo causa?

El polvo es la formación de tiza blanca y/o polvo de hormigón sobre la superficie. La causa principal es la lenta desintegración de una débil capa superior de hormigón.

Hay muchas razones para este debilitamiento de la capa de hormigón. Puede ocurrir por una mezcla pobre del hormigón en la planta, exceso de arcilla o limo en la mezcla, pavimento viejo o incluso un fraguado insuficiente.

La razón más común, sin embargo, es el exceso de agua en la superficie durante el proceso de alisado.

Si hay demasiada agua en la mezcla de hormigón, esta subirá a la superficie durante el proceso de alisado (fratasado), y transportará partículas más finas y cemento a la superficie, formando una capa débil de hormigón en la parte superior de la losa. Comúnmente se lo conoce como lechada y esta brota a la superficie debida al fratasado.

Esta lechada superficial es en realidad una capa porosa de hormigón blando que se descompone lentamente, creando así la superficie blanca polvorienta. En algunos casos, la superficie puede ser tan blanda que puede rayarse fácilmente con un destornillador o clavo afilado.

hormigon desgastado

Esta problemática también puede ser causada cuando se agrega agua a la superficie durante el proceso de acabado en un último intento de crear una superficie lisa con llana.

El barrido del hormigón nunca parece limpiarlo completamente, ya que la superficie se encuentra en un estado de desintegración constante.

Si se deja sin tratar, este polvo fino de hormigón puede llegar a ser extremadamente molesto al llegar a la superficie de los automóviles, bancos de trabajo, máquinas de lavar y cualquier otro material almacenado.

Tratamiento BECOSAN® cómo solución a los problemas de polvo

Gracias al tratamiento de lijado y pulido en combinación con la aplicación de endurecedor y sellador (soluciones patentadas por BECOSAN®). Se consigue un acabado multifuncional y 100% anti-polvo, con garantía de 10 años.

Aprende más sobre el tratamiento BECOSAN®

pavimento antipolvo

Siéntete libre de compartir nuestro contenido

Usa los botones para compartir directamente con un click en tu red social favorita.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
¿Necesitas más información? Contáctanos.