Reformas de suelos en naves industriales

Reformas de suelos en naves industriales

Las reformas en naves industriales son cambios que renuevan y acondicionan las instalaciones, corrigiendo los defectos estructurales que afectan al desarrollo de las actividades in situ.

Toda construcción civil tiene una vida útil, por lo que con el transcurrir del tiempo se irá deteriorando a un ritmo que dependerá del diseño de la edificación, su proceso constructivo, el mantenimiento, y otros factores.

Las reformas permiten reiniciar el temporizador de la vida útil de las naves industriales, ya que frena el deterioro valiéndose de operaciones correctivas como las reparaciones, renovaciones, reconstrucciones, etc.

Sin embargo, las reformas industriales traen consigo inconvenientes que pueden interrumpir y paralizar las actividades de una nave industrial.  

Por qué reformar naves industriales

El pavimento de una nave industrial se debe reformar con el fin de recuperar la funcionalidad de la superficie, así como también asegurar la normalidad y seguridad en las actividades.

Un pavimento industrial suele estar sometido a cargas particulares, como por ejemplo, el tránsito de maquinaria pesada. Por estas cargas y por el tránsito de la maquinaria, sucede un desgaste que debilita a la superficie de hormigón.

En algunas situaciones, el tipo de recubrimiento del suelo resulta inadecuado para las actividades industriales. Esto genera que la estructura sea especialmente susceptible a fallas y otros defectos causados por la propia actividad industrial.

Un pavimento que ha sido recubierto inadecuadamente, necesita más que simples reparaciones por desgaste.

En estos casos, es necesario aplicar una reforma de rehabilitación, un proceso que cambia las propiedades de la superficie del suelo para tener un mejor comportamiento y durabilidad frente a la actividad industrial al cual está sometido.

Qué reformas aplicar en el pavimento de una industria

Las reformas aplicables a un pavimento industrial son abundantes, ya que en el hormigón se pueden generar grietas, fisuras, hendiduras, baches, etc… Todas las diferentes fallas del suelo del hormigón requieren de reparaciones específicas.

Reformas de pavimentos en naves industriales

Paralelamente, cuando las diferentes fallas conviven en un estado combinado, es necesario recurrir a rehabilitaciones para eliminar el deterioro global del pavimento.

Desde una óptica básica, las reformas principales en naves industriales son las siguientes:

Reparación de grietas

Las grietas son las fallas más conocidas, se caracterizan por ser aberturas que se desarrollan en la superficie del pavimento.

La reparación de grietas consiste básicamente en el sellado de las aberturas en el hormigón.

El mortero es el material sellante más utilizado, y este puede ser mezclado con aditivos para mejorar la impermeabilidad, rigidez, etc. 

Reparación de juntas

Una junta es un tipo de falla similar a una grieta, no obstante, esta es planificada durante el proceso de construcción y curado del pavimento.

La naturaleza de la reparación de juntas es similar a la reparación de grietas, ya que es una operación encargada de rellenar la abertura de la junta.

En caso que la junta se encuentre rellenada será necesario reemplazar el material sellante.

Los elastómeros son los materiales de sellado más usados.

Renovación de la superficie

La renovación del pavimento es una alternativa de rehabilitación. Por este método, se elimina la capa deteriorada para construir una nueva superficie.

Se inicia con el fresado, luego se procede con la preparación del soporte, y se finaliza con la colocación del mortero y el revestimiento. 

Reconstrucción del pavimento

Esta es la rehabilitación completa del pavimento de una industria.

La reconstrucción consiste en la eliminación total de la estructura de un pavimento para construir un suelo con propiedades más acordes a las demandas industriales.

Las causas principales de la reconstrucción son los errores, tanto en la construcción como en el diseño del pavimento. Aunque también se aplica en casos de daños extremos en los cuales el suelo se encuentra en un estado de gravedad irrecuperable. 

Ampliación de naves industriales

Es una extensión o expansión de los espacios de una nave. Un proyecto de ampliación se lleva a cabo con el objeto de generar mayor superficie para las crecientes actividades industriales.

Esta es una reforma de gran envergadura, que requiere de demoliciones y nuevas obras constructivas para acondicionar y acoplar a las instalaciones.

Problemas de las reformas industriales

El principal problema de las reformas de naves industriales es la interrupción de las actividades y los trabajos, lo que trae consigo una alteración en la programación y los itinerarios de trabajo de la empresa.

Las reformas industriales, como las reparaciones y las renovaciones, requieren que ciertas áreas de la nave sean despejadas, por lo que las estanterías, maquinarias y materiales deberán ser redistribuidos momentáneamente.

Pese a que los objetivos de las reformas industriales son en pro del bienestar estructural y funcional de la nave, la duración de las obras puede estar sometida a cierta incertidumbre.

Las reformas deben ser ejecutadas sistemáticamente, y requieren de diagnósticos precisos para poder determinar las causas exactas de los problemas.

Si la sistematización y la diagnosis fallan o son omitidas, la reforma será inefectiva y supondrá una pérdida monetaria para la industria.

Alternativas a las reformas industriales

El deterioro de un suelo de hormigón es inevitable, puesto que estos están atados a una vida útil y a condiciones continuas de desgaste.

No obstante, lo anterior no implica que las reformas industriales sean la única solución al deterioro del pavimento.

El mantenimiento es la primera herramienta para disminuir la tasa de degradación de un suelo, para que pueda llegar hasta el final de su vida útil.

Asimismo, durante las etapas finales de la construcción de un pavimento, se pueden optar entre diferentes acabados para mejorar la resistencia del hormigón, incrementando su vida útil.

La dureza del hormigón varía entre 3 y 7 en la escala de Mohs, por tanto, es un material medianamente duro.

Para incrementar la dureza del hormigón, y consecuentemente su resistencia mecánica, existen tratamientos químicos que alteran su estructura molecular.

El sistema BECOSAN® comprende un tratamiento de mejora que destaca por reducir significativamente los tiempos de ejecución convencionales, en comparación con las reformas y otros sistemas. Además, nuestro sistema permite tratar a los suelos por zonas.

Articulos relacionados

litio para hormigon

Tratamiento de litio para hormigón

Cada vez es más frecuente escuchar la palabra “litio” relacionado con temas de hormigón, y es que cuando hablamos de pavimentos de

mantenimiento suelos de hormigon

Mantenimiento pavimentos de hormigón

Los ambientes polvorientos en los almacenes industriales son un problema continuo debido a que la mayoría de estos pavimentos no están siendo

Newsletter
Mantente al tanto de las novedades del sector, proyectos y avances. Nada de SPAM ni de emails diarios. Podrás anular tu suscripción en cualquier momento.

Últimas entradas

Hormigón postensado

El hormigón postesado es un material constructivo con una gran resistencia a los esfuerzos de tracción, por lo que resulta conveniente para construcciones complejas.

Read More »

Alisado de concreto

El alisado de concreto es una etapa fundamental en la construcción de una losa de pavimento rígido, que permite otorgar un acabado a la superficie

Read More »
BECOSAN
Nos dedicamos a restaurar y mejorar los pavimentos de hormigón tanto en instalaciones nuevas como en las ya existentes. Tendrás un suelo de hormigón pulido brillante, libre de polvo y 100% funcional.

Últimos proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *