delicate grinding process

Qué hacemos

Concrete Floors – Made Better.

En pocas palabras, eso es exactamente lo que hacemos – tratamos un suelo de hormigón y lo hacemos mucho mejor. Nuestro proceso de tres pasos funciona en cualquier pavimento de hormigón convirtiéndolo en una superficie duradera, de bajo mantenimiento y atractiva.

cfmb-white-rounded

En cualquier suelo de hormigón

El hormigón es un material maravilloso, pero sin tratar es polvoriento, difícil de limpiar y poco atractivo.

El Sistema BECOSAN® convertirá tu pavimento de un acabado opaco y rugoso en una superficie pulida, brillante y resistente a la abrasión, lista para soportar los más exigentes procesos empresariales e industriales. No importa lo grande que sea el pavimento. Mejoramos suelos de hormigón de sólo unos pocos cientos de metros hasta grandes superficies equivalentes al tamaño de múltiples campos de fútbol!

¿En qué parte del mundo?

En colaboración con nuestros socios, BECOSAN® ofrece suelos magníficos en todo el mundo. Si tienes un pavimento que necesita ser mejorado, no dudes en pedirnos un presupuesto.

Nuestro proceso de tres etapas

Con una serie de abrasivos adiamantados BECOSAN® con una granulometría cada vez más fina, se elimina la microrugosidad presentes en todos los pavimentos y se pulen hasta obtener el acabado deseado.

Los abrasivos se fijan en un mosquito para áreas pequeñas o a fratasadoras dobles áreas de mayor tamaño. Los granos van desde 50, utilizados en la primera etapa, hasta 3.000 para conseguir un acabado similar al del vidrio.

Durante el proceso aplicamos el endurecedor BECOSAN® Densifier. Se trata de un producto químico que se pulveriza sobre el suelo de hormigón para unificar las partículas de cal libre y crear una superficie mucho más resistente a la abrasión.

El paso final es la aplicación de BECOSAN® Protective Sealer. Una vez sellado el suelo, tendrá una absorción reducida de líquidos, una estética impresionante y estará listo para cualquier actividad empresarial.